Itsasmuseum ha celebrado un recital de poesia para inaugurar “Carol Iglesias Espazioa,” en homenaje a la mujer que da nombre grúa Carola

Bilbao, 19 de septiembre de 2020. Hoy a las 12:30, Jon Ruigómez Director de Itsasmuseum y Jaio de la Puerta impulsora del proyecto han dado inicio esta mañana a un festival de poesía, que bajo el título «Emakume, ikusten zaitut/Te veo, mujer», quiere ser un homenaje a Jerónima Carlota Iglesias, más conocida como “Carol Iglesias”, la mujer que da nombre a la icónica grúa Carola, en un acto, en linea con la misión del Museo, tiene como objetivo invitar a la reflexión y fomentar la igualdad, el respeto y la convivencia entre las personas.

En el acto han participado autores como Isabel Martín, Elisa Rueda, José Blanco, Amaia Barrena, Mariasun Landa, Itziar Minguez, Aitor Gabiola, Pablo Müller y Ritxi Poo, entre otros. Además, se ha publicado un libreto con todas las poesías seleccionadas que ha sido entregado a los asistentes como recuerdo del evento.

Por lo tanto, a partir de ahora, una de nuestras salas más valoradas, con vistas a los diques y la grúa, y en la que se han llevado a cabo exposicones, programas de radio, ruedas de prensa, talleres infantiles y otras muchas actividades, pasará a llamarse “Carol Iglesias Espazioa” y contará con una instalación artística, compuesta por una locución con la poesía “Lo normal” de Isabel Martín, versos que simultáneamente pueden leerse esta instalación. La poesía podrá escucharse y leerse, tanto en euskera como en castellano.

Pero, ¿por qué la grúa más emblemática de Bizkaia recibe el nombre de Carola?

La grúa Carola, fue la primera grúa de pórtico en celosía que se fabricó en la península, para construcción de buques. En 1957 comenzó su servicio en la cabecera de la Grada nº1 del Astillero Euskalduna. Desde su cota máxima de casi 60 metros de altura, podía observarse cómo cuatro veces al día cruzaba la ría en el bote de pasaje de la Misericordia, y atravesaba las instalaciones de los astilleros, una mujer, Gerónima Carlota Iglesias Hidalgo, conocida por sus amistades como Carol Iglesias, que vivía en la margen derecha de la ría y trabajaba en la margen izquierda.

El nombre de la grúa Carola, fue puesto en honor de esta joven. No es difícil suponer a Carol cerrando los ojos y apresurándose, para que no se notara su presencia.cuando cruzaba el astillero  Pero no, no conseguía pasar desapercibida. Una y otra, y otra, y otra, y otra vez, tenía que escuchar los «piropos» que le gritaban a su paso. Y así todas las veces, como si fuera lo normal. 

Itsasmuseum es un espacio abierto al debate y a la educación en valores como el respeto y la igualdad. En este contexto ”Carol Iglesias Espazioa” permite que a través de un elemento muy significativo de nuestra colección y reconocible por la ciudadanía, se ponga sobre la mesa un tema que afecta y preocupa a la sociedad en la que vivimos, y nos permite, subsanar lo injusto de la historia. No se trata de culpabilizar a los trabajadores de Euskalduna, sino de hacer visible un tipo de comportamiento no deseable de la sociedad, cada vez menos frecuente pero que aún existe, y expiar ese acoso al que se sometió repetidamente a esta mujer, con la pretensión de que luzca con orgullo su nombre, la Grúa Carola.

Contacto para más información:

Leire Aurrekoetxea

komunika@itsasmuseum.eus